Entradas

"Disonancia de las esferas" de Sergio Mars

Imagen
Creo que no soy el único que se ha interesado por la obra de Serio Mars, justo después de leer en su excelente sitio ( https://rescepto.wordpress.com/ ) lo desilusionado que se encontraba con la escritura, hasta el punto de disponerse a abandonarla. Personalmente, es un comportamiento que a mí me cabrearía, ser ignorado durante años mientras me lo curro y que sea el anuncio de la victoria de mi cansancio lo que finalmente atraiga la atención. Vayan por delante mis excusas. “La disonancia de las esferas” se compone de 9 relatos, dos de ellos “Gancho en el cielo” y “La disonancia de las esferas” del tamaño de novelas cortas. “Gancho en el cielo” creo que transcurre en el universo creado por Juan Miguel Aguilera y Javier Redal y fue incluido en la antología “Antes de Akasa Puspa”. Digo “creo” porque no encuentro dicho libro en la web de sportula, pero si aparece en la lista de obras de dicha editorial que fueron candidatas al ignotus 2016. El caso es que no encuentro ficha alguna de dic

"Espada de reyes (II)" de Bernard Cornwell

Imagen
Vale, me lo currare un poco más. Bernard Cornell lleva casi 16 años escribiendo las aventuras de Uthred de Bebbanburg, a una media de un libro al año. Con Semejante ritmo de publicación, aunque es un escritor bastante bueno, que se mantiene ameno y entretenido, el desgaste es inevitable: los libros de Uthred se parecen mucho entre sí. Y debo añadir que, en general, los libros de Bernard Cornell se parecen mucho entre sí. De un tiempo a esta parte, todos los libros de Uthred empiezan con un cierto misterio, que viene a desconcertarle y sacarle de sus tierras, aunque la ubicación de esas tierras varie. Hay un par de enfrentamientos y una batalla por en medio del libro. Se avanza en la historia de la formación del reino de Inglaterra (hace tiempo que dejó de ser una saga sobre las invasiones vikingas para convertirse en la historia de los herederos de Alfredo el grande) y se termina con una gran batalla final. Todos los libros que he leído de Bernard Cornell terminan con una gran batalla,

"Espada de reyes" de Bernard Cornwell

Imagen
 Otro libro de Uhtred de Bebbanburg

"Las estrellas on legión" de Kameron Hurley

Imagen
A veces pienso que debería reescribir y revisar algunas de las reseñas que publico. Si no lo hago, es porque sería trabajar dos veces en una misma reseña y tengo que reconocer mi pereza. A menudo escribo las reseñas llevado por el entusiasmo que siento al acabar un libro, pero luego, conforme pasa el tiempo y el entusiasmo se va enfriando mi opinión empieza a volverse menos favorable. Ese es el caso de “La brigada de la luz”. Recuerdo haber escrito unos comentarios muy elogiosos. Sin embargo, cuando ahora pienso en esa novela, en lo que pienso es en como me rechina ese final en el que triunfa el poder de la mente sobre la materia. “Las estrellas son legión” se publicó antes que “La brigada de la luz” En su día lo dejé pasar. Los posts que leí por Internet también eran muy entusiastas … salvo en aquellos blogs cuya opinión me tomo más en serio, porque aprecio el modo de pensar de sus autores, o porque sus gustos tienden a coincidir con los míos. A pesar de ello, llevado por el recuer

"El caracol en la pendiente" de Arkadi y Boris Strugatski

Imagen
Dice la contraportada: ... Fue dividida en dos líneas narrativas: la Administración y el Bosque. El protagonista de la primera, el lingüista Perets, sueña desde la infancia con el Bosque. Trabaja en la Administración de Asuntos del Bosque, aunque no lo permiten entrar en él. También quiere abandonar la Administración, y tampoco se lo permiten. Ante tal situación, no le queda sino observar abismado desde la altura de un precipicio cómo transcurre esa extraña vida en el lugar de sus sueños. Allí dictan órdenes disparatadas, hacen cálculos con máquinas estropeadas y obedecen a un director al que solo oyen por teléfono. El protagonista de la segunda línea narrativa, Kandid, fue investigador del Bosque hasta que sufrió un accidente y perdió la memoria. Socorrido y curado por los habitantes autóctonos, recuerda fragmentos de su pasado e intenta reresar con los hombres, pero acabará simpatizando con unos seres aparentemente condenados a la desaparición. Pues, por una vez en la vida, la sinops

"El hombre sin nombre" de Laird Barron

Imagen
  Laird Barron es un autor poco conocido en España. Aparte de esta novela, una “novelette”, en realidad, que yo sepa, sólo tiene publicada la novela “El rito”, que recibió reseñas tanto positivas como negativas, a partes iguales. No parece un autor que se prodigue mucho y parece hacerlo más en los relatos que en las novelas, la mayoría de las cuales parecen adscritas al género negro. Sus relatos, sin embargo, parecen apuntar hacia el horror cósmico y haberle convertido en un autor de culto. Debo confesar que nada de eso me llamó la atención la primera vez que leí hablar de él. Lo que me impactó fue su foto, en la que luce un pedazo parche sobre un ojo que le da aspecto de tremendo aspecto de bucanero o director de Shield. “El hombre sin nombre” no tiene nada que ver con el personaje de Clint Eastwood en las películas de Sergio Leone. Subtitulado como “a Nanashi novell”. El protagonista, al que llaman Nanashi, es un antiguo alcohólico, de pasado misterioso, al que un clan yakuza decid

"La ciudad y las estrellas" de Arthur C. Clarke

Imagen
En un futuro, muy, muy, pero que muy lejano, entre las arenas del desierto en el que se ha convertido la Tierra, el último bastión de la humanidad es la ciudad de Diaspar. Según cuentan las leyendas, hace millones de años, los humanos se refugiaron en Diaspar, huyendo de unos misteriosos invasores que habían asolado su imperio estelar. La vida en Diaspar es apacible y sosegada, no hay hambre ni enfermedad ni, aparentemente, la muerte. Todas las necesidades de sus habitantes están cubiertas por las máquinas que los sirven, capaces de materializar en un instante cualquier objeto que necesiten, incluso a los propios ciudadanos, que cuando el peso de sus existencias inmortales se hace insoportable, seleccionan los recuerdos que desean conservar y son almacenados por un tiempo aleatoria en los circuitos de la ciudad, para renacer luego, completamente adultos, pero con mentalidad infantil, hasta que, en el curso de unos pocos años, recuperan sus recuerdos. En este contexto nace Alvin, un úni