“Sobre hormigas y dinosaurios” de Cixin Liu



No sé que decir sobre este libro.

Cuenta una posible historia del cretácico, en el que las hormigas establecen una relación simbiótica con los dinosaurios. Empiezan introduciéndose en sus bocas, para limpiar las mandíbulas, de ahí pasan a los cuidados médicos y terminan convirtiéndose en mecánicos y fabricantes de piezas de alta precisión.

Es un libro dirigido al cerebro, no al corazón. Desde el primer momento, Cixin Liu abandona cualquier ambición por involucrar al lector en lo narrado. Si los personajes nunca han sido su punto fuerte, en este libro prescinde casi totalmente de ellos, puesto que lo que se cuenta es una especie de crónica que abarca muchos siglos y cualquiera de los que aparecen estará muerto unas pocas páginas después. Además, son dinosaurios y hormigas, aunque tanto los dinosaurios como las hormigas se expresan como si fueran seres humanos, ligeramente ceremoniosos. No hay ningún esfuerzo por parte de Cixin Liu de transmitir la “otredad” de una forma de vida distinta de la humana, cosa poco sorprendente, pues nunca lo hubo con sus alienígenas. Esto, junto con las continuas referencias al gigantesco tamaño de la maquinaria de la civilización sauria, que sospecho que, a veces, vulneran las leyes de la física, acrecienta el aire de ingenuidad de la historia, casi de fábula. Me pregunto por la edad el público hacia el que va dirigida, aunque su mensaje es cualquier cosa menos infantil.

¿Y cual es u mensaje? Buena pregunta. Quizá que los grandes poderes que controlan el mundo son tan obcecados y temerarios que cualquier intento por detenerlos, ya sea pacífico o violento, está condenado al fracaso y sólo acelerará el inevitable fin del mundo.

El carácter satírico de la narración es evidente, pero es una sátira que encuentro muy poco efectiva por su carencia de sutileza y sentido del humor. O tal vez no, ya comenté hace poco que no acabo de conectar con el sentido del humor de Cixin Liu.

Gustarme no me ha gustado, aunque tiene sus momentos de interés. La imaginación de Cixin Liu siempre consigue algunos momentos impactantes, como los viajes a lo “Viaje alucinante” de las hormigas y que duda cabe que la relación simbiótica entre especies que describe es interesante. Pero, para mí, lo mejor ha sido que es muy breve.

Comentarios

Entradas populares de este blog

"Mark" de Robin Wood y Ricardo Villagrán

“El fin de la muerte” de Cixin Liu

“Piratas” de Alberto Vázquez-Figueroa