Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2013

"Los guerreros de Dios" de Andrzej Sapkowski

Imagen
Si tuviera que ponerme a buscarle pegas a “Los guerreros de Dios”, lo crean o no, lo primero que señalaría es la dificultad de recordar los nombres de los personajes. Soy consciente de que parece una soberana tontería, pero hay tantos y tantos personajes, y sus nombres suenan tan raros a los oídos de un lector español, que es muy fácil perderles la pista, sobre todo cuando ha pasado tanto tiempo desde que se publicó la anterior entrega de la serie, y muchos de ellos son viejos conocidos. Justo es reconocer, sin embargo, que cuando esto ocurre suelen ser someramente presentados, y que no suele necesitarse mas. Es decir, si te dicen que tal personaje es "un viejo conocido", problamente eso sea lo único que necesites saber de él.
El lector nacional tiene otros problemas, el desconocimiento en nuestro país de los hechos y de la época que se nos narra. Antes de leer estos libros, había oído en algún lado hablar de que habían existido unas guerras husitas, pero no tenía nada clar…

"La sombra de Ender" de Orson Scott Card

Imagen
“Orson Scott Card me demostró que un escritor de CF podía ser un autor completo. A él le debo, sin la menor duda, que me empezara a preocupar porque mis personajes fueran algo más que meros actores y comenzaran a tener relieve y profundidad”

Orson Scott Card y yo

Son palabras de Rodolfo Martínez, en el prólogo de Jormungand: Tierra de nadie, le edición de NOVA. Orson Scott Card es un autor de antaño gran éxito y prestigio que ha sido muy importante para mucha gente, incluyéndome a mi mismo. “La saga de Worthing”, “Traición”, “El juego de Ender” y “La voz de los muertos” permanece muy vivos en mi recuerdo y es un recuerdo dorado. Prefiero no volver a visitarlos por temor a encontrarme una casa que ya no es la mía. En aquella época le consideraba uno de los autores más chiripitiflaúticos que ha habido y habrá. “Wyrms” me pareció un poco más flojo pero no estaba mal, “Maestro Cantor” se me hizo excesivamente trágico y melodramático y eché de menos elementos más fantásticos o espectacula…