Entradas

Mostrando entradas de enero, 2016

Vagancia y miedo

Acaban de salir las bases de un famoso premio y estoy plantándome si enviarles o no mi novela. Por un lado, se puede enviar por correo, lo que es muy cómodo, solo tengo que preocuparme de escanear mi firma. Lo que me retiene, es, por un lado, la pereza. Escribo por afición, porque lo encuentro una experiencia gratificante, aunque agotadora. Mi trabajo y mis otras aficiones no me dejan tiempo para escribir demasiado, y estoy viendo que publicar, o intentarlo, requiere también una cantidad de trabajo muy grande y es mucho menos divertido.
En cuanto al miedo... No me considero un gran escritor, un artesano pasable como mucho. Los amigos que se han leído mi novela la han disfrutado bastante, pero no son público imparcial y me preocupa, no solo su calidad, sino su corrección. Cada vez que la he revisado he encontrado errores ortográficos y sintácticos, frases que se quedan incompletas, pronombres mal usados... hace tiempo que no la reviso, porque es otra tarea agotadora. También hay error…

"Orpehus” de M. Braceli.

Imagen
"ENDE era una galaxia muerta… y ni tan siquiera eso. Un mundo condenado, un último suspiro que ya duraba cuatrocientos años. Perséfone, la última estrella, describía una órbita suicida hacia Charybdis, el agujero negro."

La verdad es que es un comienzo muy bueno, muy evocador, aunque parece indicar un cierto desconocimiento de lo que son realmente los agujeros negros, si quieren saber a que me refiero, léanse: malaciencia doctor-who-el-agujero-negro-imposible, si yo no lo hubiera hecho, no estaría ahora haciéndome el listillo. En cualquier caso, hay que reconocer una cosa MOLA.

Pifias científicas aparte, por mas que sean vitales en la trama, esta agradable novela cuenta la historia de dos hermanos gemelos que se trasladan a una colonia, en un asteroide en órbita en torno a Perséfone. La verdad es qué es difícil contar algo mas sin destripar el argumento. Solo diré que, muy pronto, uno de los gemelos descubrirá que, como en tantas historias de ciencia ficción, las cosas no s…

“Mio Sidi” de Ricard Ibáñez.

Imagen
Cuatro mujeres consiguen resucitar a Rodrigo Díaz de Vivar, pero este ha regresado de la muerte habiendo perdido todos sus recuerdos. La novela se compone de cuatro partes, en cada una de ellas, el Cid recuerda una parte de su vida, guiado por cada una de las mujeres, que revela su identidad al final de cada parte.

Éste es el artificio del que se sirve Ricard Ibáñez para reconstruir la vida del Cid Campeador, (Sidi correctamente escrito) en clave de fantasía épica. En su aviso al lector, Ibáñez advierte que esta es una obra de fantasía, que los personajes históricos que aparecen no están basados en sus homónimos reales, sino en como son descritos en el Cantar del Mío Cid y otros romances menos populares, mientras que la parte fantástica está sacada del folclore popular de España.

Esto último no es completamente cierto, Ibáñez en realidad saquea múltiples fuentes, entre las que también se encuentran los mitos clásicos, la odisea, la Eneida, las mil y una noches, la biblia, algunos libros…

Aviso a compradores compulsivos

Imagen
Está previsto que el 14 d Enero el canal TNT estrene la serie de televisión "Las crónicas de Shannara" Con el objeto evidente y para nada reprensible de aprovecharse de la repercusión que pueda tener, la editorial Oz se ha embarcado en la reedición de las novelas en que se basa la serie, empezando por la trilogía original, aunque la verdad es que hay tantas secuelas y precuelas que podría haber empezado por donde le diera la gana. En todo caso, si eres uno de esos que antes de verse una adaptación corren a leerse primero el libro original, no hace falta que te precipites a tu librería a apoderarte de "La espada de Shannara", el único que ha salido, de momento, porque la serie empieza con la adaptación del siguiente libro, "Las piedras élficas de Shannara", todavía no reeditado. Según Terry Brooks, se tomó esta decisión porque en "La espada de Shannara" no había personajes femeninos fuertes. Así que, avisados estamos.

“La huida del contrabandista” de Greg Rucka.

Imagen
El estreno de “El despertar de la fuerza” nos ha envuelto estas navidades en una avalancha de productos promocionales de todo tipo, incluyendo novelas y cómics de dudoso interés. Me he permitido sucumbir a dicha vorágines y adquirir esta novela. Lo he hecho, también, llevado también por otra de mis malsanas debilidades: la de consumir las novelas que escriben los guionistas de cómics que conozco. Greg Rucka no es mi guionista favorito (es demasiado leeeeentooooo) pero tiene suficientes puntos de interés como para que echo un ojo a todos sus proyectos. Además cuenta con el aliciente de que ya era un escritor de serie negra consolidado, antes de que empezase con esto de escribir cómics.

Lo que me he encontrado es lo que cabía esperar: un producto de consumo alimenticio, totalmente olvidable, aunque entretenido. La historia es mínima, después de la destrucción de la estrella de la muerte, Han Solo accede a extraer de un mundo dominado por el hampa y los Hutt a un miembro de la alianza reb…

“El secreto de la modelo extraviada” de Eduardo Mendoza

Imagen
Nueva entrega de las delirantes aventuras del detective anónimo y enloquecido de Eduardo Mendoza. Cada vez más envejecido, pero no menos animoso ni sagaz, le encontramos al comienzo del relato empleado como repartidor de comida china. El mordisco de un perro le hará recordar una aventura pasada, situada al comienzo de la democracia, cuando, una vez mas, fue abducido de su manicomio de residencia, supuestamente para encontrar un perro extraviado, en realidad, para colgarle el muerto de un asesinato.

La novela se divide en dos partes, una primera en la que, como un falso culpable de una película de Hitchcock, huye de la policía mientras busca al verdadero culpable, y una segunda, situada en la actualidad, en la que, por ningún motivo racional, se empeña en retomar la investigación para resolver todos los cabos sueltos que quedaron en su día.

Esta división le permite a Eduardo Mendoza mostrarnos como la evolución de la sociedad, cuanto han cambiado las cosas para en el fondo seguir igua…