Buscar este blog

No creo en la crítica objetiva. Sólo conozco una o dos personas a las que le interesan mis opiniones. y a veces creo que lo hacen por cortesia.

viernes, 8 de enero de 2016

“La huida del contrabandista” de Greg Rucka.




El estreno de “El despertar de la fuerza” nos ha envuelto estas navidades en una avalancha de productos promocionales de todo tipo, incluyendo novelas y cómics de dudoso interés. Me he permitido sucumbir a dicha vorágines y adquirir esta novela. Lo he hecho, también, llevado también por otra de mis malsanas debilidades: la de consumir las novelas que escriben los guionistas de cómics que conozco. Greg Rucka no es mi guionista favorito (es demasiado leeeeentooooo) pero tiene suficientes puntos de interés como para que echo un ojo a todos sus proyectos. Además cuenta con el aliciente de que ya era un escritor de serie negra consolidado, antes de que empezase con esto de escribir cómics.

Lo que me he encontrado es lo que cabía esperar: un producto de consumo alimenticio, totalmente olvidable, aunque entretenido. La historia es mínima, después de la destrucción de la estrella de la muerte, Han Solo accede a extraer de un mundo dominado por el hampa y los Hutt a un miembro de la alianza rebelde que posee información muy valiosa para esta. La brevedad de la novela da para la presentación de personajes y situación, un tiroteo, una persecución y uno de esos ya clásicos duelos entre el Halcón Milenario y las fuerzas imperiales. Y se acabó.

Con todo, hay que reconocerle a Rucka que en el escaso espacio de que disponía se las ha apañado para hacer un desarrollo dramático correcto, lo que me ha recordado un poco a las novelas del Orden Estelar, de Angel Torres Quesada, aunque los diálogos de Rucka son mejores, la caracterización de personajes es bastante buena y crea un oponente con cierto carisma y empaque: la comandante Beck. (Los personajes femeninos siempre han sido uno de los puntos fuertes de Rucka)

Por lo demás, no puede decirse que Rucka deslumbre ni con su prosa, ni con sus argumentos, aunque probablemente no lo pretendiera. En resumen, como ya dije, es lo que cabe esperar, un producto entretenido, pero impersonal, que no deja huella alguna en el lector y no aporta gran cosa al universo de Star Wars. Aún así, el compañero ideal para un largo viaje en tren o avión.






No hay comentarios:

Publicar un comentario