Entradas

“El último teorema” Arthur C. Clarke y Frederik Pohl

Imagen
Para un lector de mis gustos, una novela escrita a cuatro manos por Frederik Pohl y Arthur C. Clarke debería ser como si en un concierto tocaran juntos Jimmy Page y Ritchie Blackmore(1). Aunque sin duda sería una actuación memorable, en el mundo de la palabra escrita las cosas no suelen salir tan bien. Ya es un cliché el comentario de que la calidad de una película es inversamente proporcional al número de guionistas que intervienen en ella. Para colaborar en la escritura de una novela, hace falta algo especial en uno de los autores, algo especial de la que la mayoría de los mortales carecemos. En este caso la sinergia era todavía más improbable. Según he leído, Clarke le pidió ayuda a Pohl para terminar el libro porque aciagas circunstancias le impedían concentrarse en su escritura. (Se estaba muriendo) En esa situación, no creo que haya nadie capaz de idear un argumento apasionante. 
“El último teorema” tiene dos. Por un lado se nos cuenta la vida de un aficionado a las matemáticas, …

“Los mundos rebeldes” de Poul Anderson

Imagen
Tercera entrega de las aventuras del intrépido agente secreto del imperio terrano. En esta ocasión tendrá que lidiar contra una rebelión, instigada por las acciones de un gobernador de provincias rematadamente malvado. 
La novela empieza con un prólogo desconcertante que sólo tendrá sentido a mitad de la novela. Bueno, en realidad, al final. Es aconsejable releerlo al terminar el libro. Luego viene otro prologo, más dinámico, que cuenta el comienzo de la rebelión. Vano espejismo, pues a continuación, la novela se atasca en una serie de capítulos cortos, formados principalmente por conversaciones poco interesantes que intentan hacer avanzar la intriga, desproveyéndola de todo interés. “Info dumps” lo llaman ahora. 
A mitad de camino, la cosa se anima ¡bendito sea Dios!, gracias a que el foco cambia de la intriga política a la aventura y a la aparición de los didodianos. Los didodianos son unos alienígenas completamente fascinantes, cuya presencia redime a la novela. Ojalá Poul Anderson h…

“Los pecados de nuestros padres” de Lawrence Block.

Imagen
Menos idolatrado que otros escritores de serie negra modernos, como James Ellroy, Lawrence Block es uno de los puntales actuales del género. Su personaje más famoso es Matt Scudder, un ex-policía alcohólico que ejerce de detective privado sin licencia o, por expresarlo con sus palabras, realiza favores a conocidos, que le regalan dinero en agradecimiento. 
El personaje ha sido llevado al cine en dos ocasiones, encarnado por Jeff Bridges (8 Million Ways to Die – 1986) y Liam Neeson (A Walk Among the Tombstones – 2014) 
“Los pecados de nuestros padres” es su primera aparición. Más un drama que un “hard boiled”, el argumento no puede ser más triste. Tras la muerte de una joven prostituta de lujo a manos de su compañero de piso, que poco después se suicida en prisión, el padre adoptivo de la joven contrata a Scudder para que indague en la vida y el carácter de la joven, que se había convertido en una extraña para él. Víctima y supuesto verdugo son los verdaderos protagonistas de la novela c…

“Luces del norte” de Philip Pullman

Imagen
Recuerdo que cuando vi en el cine “La brújula dorada” me pareció que como película no era gran cosa, aunque visualmente era impactante y que quería leerme los libros en que se inspiraba , algo que no me pasó con las películas de Harry Potter, por ejemplo, que nunca despertaron en mi el menor interés por la franquicia. Los comentarios posteriores que leí por Internet sobre el contenido anti-cristiano oportunamente eliminado en la película, no hicieron más que avivar mi interés. O algo parecido, porque la verdad es que han pasado años y años y he seguido postergándolo su lectura, hasta casi olvidar mi propósito. Ha sido el estreno de una serie de televisión lo que finalmente me ha recordado que comenzara la lectura de los libros. 
Ignoro por cierto, si esa serie está bien o mal, no la he visto. Si que vi, por cierto, la primera temporada de “Las crónicas de Shannara” y se merecen un premio a la peor adaptación jamás realizada de una novela y una de las peores series de televisión de todo…

“Hacia la estrellas” de Mary Robinette Kowal

Imagen
En 1952 un meteorito impacta contra la Tierra y arrasa la costa este de Estados Unidos. Los supervivientes se enfrentan a un efecto invernadero que acabará por dejar inhabitable el planeta, así que potenciar el programa espacial se convierte en una necesidad. La novela se centra en Elma York, una antigua piloto del Servicio Aéreo Femenino durante la segunda guerra mundial, matemática que trabaja como calculadora en la Coalición Espacial Internacional, mientras suspira por convertirse en astronauta. 
El libro es a la vez una reivindicación del trabajo de las mujeres que trabajaron como calculadoras durante la carrera espacial, una epopeya de superación feminista y una novela histórica. 
Si, han oído bien, he calificado como novela histórica una ucronía situada en el siglo XX. En el fondo todas las ucronías son novelas históricas y, aunque sea una novela de ciencia ficción “Hacia las estrellas” no describe la sociedad de un mundo alienígena, sino la de Estados Unidos durante los años cinc…

“Un circo infernal” de Poul Anderson

Imagen
Segunda entrega, en orden cronológico, de las aventuras de Dominic Flandry.
En esta ocasión, Flandry, todavía un joven oficial relativamente inexperto, acepta la oferta de un cabecilla del hampa local para, durante una de sus patrullas, realizar un reconocimiento sobre un antiguo asentamiento minero abandonado.
La introducción Javier Jiménez Barco ya nos avisa de que se trata de una expansión de una novela corta, “La guerra del rey blanco”, lo que se traduce en que se compone de dos partes diferenciadas, dicha novela y un añadido posterior. Ambas partes están perfectamente integradas. De no saberlo, simplemente habría pensado que se compone de dos partes.
La primera parte, “La guerra del rey blanco” me ha encantado. Quizá una persona más despierta se hubiera olido desde el comienzo lo que ocurría, pero, en mi caso, fue una de esas lecturas en las que, cuando las piezas empezaron a encajar en mi cabeza, no pude contener una carcajada de incredulidad.
Su continuación es menos alocada, pero …

“Ingenieros del Cosmos” de Clifford D. Simak

Imagen
Entrañable space opera que reúne muchos de los defectos que arrastraba el género en sus inicios, pero también muchas virtudes propias y originales que debieron de hacerla única en su momento. El argumento es de una complejidad imposible de resumir en pocas líneas, por la cantidad de giros inesperados y golpes de timón que atesora. Simplificándolo mucho, podríamos decir que los protagonistas son requeridos por unos alienígenas misteriosos, los “Ingenieros del Cosmos” para colaborar en la salvación del universo, que está a punto de colisionar con otro universo. La novela se publicó originalmente en 1939, así que Clifford D. Simak se adelantó tanto a la serie de televisión “Fringe” que empezó a emitirse en 2008, como al cómic “Crisis en las tierras infinitas”, que se publicó en 1985. O al Doctor Who, que empezó a lidiar con este tipo de enredos cósmicos en 1963. 
Más sorprendente aún es que la sorpresa final, que es más o menos es anticipada por el lector desde las primeras páginas, no po…