Entradas

Mostrando entradas de 2016

"Los cuentos de Rovarancolia 3 Finales" por José Antonio Cotrina

Imagen
No tengo por costumbre reseñar relatos, pero si tengo por costumbre reseñar las entregas anuales de “Los cuentos de Rocavarancolia”. Dichas entregas siempre me han parecido un fan-fiction de “El ciclo de la luna roja”… realizado por su propio autor. Me parece evidente que Cotrina nunca tuvo intención de continuar la serie y que, bueno o malo, el final del último libro de la trilogía era el final que tenía en mente. Las sucesivas entregas me parecen un ejercicio de especulación sobre lo que podría haber pasado después, pero obviamente no es una historia planeada desde un comienzo. El primer recopilatorio me pareció, a su modo, una novela. El segundo me pareció un fragmento de una novela. Éste es un relato, anclado en los acontecimientos de los anteriores, pero cerrado en sí mismo. Y qué relato.

En su día, el final feliz de la trilogía me pareció poco verosímil. Cotrina parece pensar lo mismo. No sólo las cosas están dirigiéndose en una dirección que no pinta nada bien para los supervi…

“Recuerdos del cuerpo” de Lisa Tuttle

Imagen
Apenas han pasado unas semanas desde que declaraba el poco entusiasmo que me había provocado la antología de Lisa Tuttle “Nido de pesadillas” a pesar de su indiscutible calidad. ¿Cómo es que ahora estoy reseñando otra? En parte se debe a ese impulso irresistible que a veces me hace desear profundizar en la obra de un autor que desconozco hasta hacerme una idea propia. En parte a que los dos son libros bastante cortos y empecé a leerme uno casi a continuación del otro.

Subtitulado “Cuentos de deseo y transformación” este libro me ha encantado. ¿Cómo es posible? ¿Qué es lo que tiene “Recuerdos del cuerpo” de lo que carezca “Nido de pesadillas”? Ni yo mismo me lo explico. Una ironía que no estaba tan presente en “Nido de pesadillas”. O quizá se deba a que las historias de este volumen son un poco más enloquecidas. Aunque cuenta con muchos, y muy buenos, cuentos de terror, muchas de las historias son tan inclasificables como insólitas.

¿A que género intentarías adscribir “En piezas sueltas”…

“Siete evas” de Neal Stephenson (2)

Imagen
Por fin me he terminado “Siete evas” y si, me temo que comparto la desilusión general con la última parte del libro, a pesar de que como comentaré tiene muchas cosas buenas. Creo que lo que Stephenson se proponía con esta última parte era escribir un epílogo, en el que echáramos un vistazo al futuro del mundo creado por los descendientes de las supervivientes de la novela, cuando ellas mismas ya se han convertido en leyenda. Creo que este tipo de epílogos, vistazos al “futuro del futuro” son bastante habituales, casi una tradición en las novelas de ciencia ficción, aunque ahora mismo solo recuerde el epílogo de “Fuentes del paraíso” y la saga de Chanur. El caso es que Stephenson es un autor excesivo y desmadrado y donde otros se marcan un relato de diez o veinte páginas, él se monta una novela de trescientas.
Equilibrar el pulso entre información y narración es uno de los retos más difíciles de las novelas que crean su propio universo. En el caso de la parte final de “Siete evas”, la…

“Nido de Pesadillas” de Lisa Tuttle

Imagen
Hace unos años Lisa Tuttle era una perfecta desconocida en España, salvo por los forofos de George R.R. Martin, pues escribió en colaboración con él su primera novela “Refugio del viento”. Desde entonces se han publicado dos libros de relatos y una novela. No soy lo que se dice un fan de la literatura de terror. Las escasas novelas modernas que he leído me decepcionaron, opino que sus emocionantes desenlaces no compensaban sus desarrollos, morosos y faltos de interés. Los viejos clásicos mantienen su encanto, aunque suelen envejecer mal. Los relatos si que me atraen, pero, claro, en el fondo no he leído muchos mas que los de Poe y Lovecraft. Sin embargo, los comentarios fueron tan entusiastas que me animaron a probar.

Las bondades de Lisa Tuttle son evidentes. Sus relatos están perfectamente construidos, su estilo, engañosamente sencillo y eminentemente narrativo nunca se detiene en digresiones ajenas a lo narrado y sus descripciones nunca son gratuitas. Es perfecto para recrear los am…

“Siete Evas” de Neal Stephenson (1)

Imagen
No se debe opinar sin conocimiento, no se puede enjuiciar una novela sin haberla leído por completo. Precisamente eso es lo que me propongo hacer en este post, reseñar una novela que no he leído, al menos no por completo.

Si no son ustedes aficionados a la ciencia ficción, no acabo de entender que hacen leyendo este post. Si lo son, difícil será que no sepan el argumento de esta novela: una catástrofe de origen desconocido, quizá una colisión con un objeto superdenso, destruye la luna. Como efecto colateral, la superficie de la Tierra será destruida en dos años. La única esperanza de la humanidad es emigrar la mayor cantidad posible de gente al espacio, a un hábitat (o hábitats, es largo de contar) construido sobre la marcha a partir de la estación espacial internacional ISS (Izzy para los amigos)

La contraportada ya nos avisa de que la última parte de la novela transcurre cinco mil años después cuando la descendencia de las protagonistas supervivientes vuelve a la Tierra. 
En ese punto…

“Enseñar deleitando ¿y qué?”

Hace ya casi un siglo, se consideraba la ciencia ficción un género adecuado para las mentes jóvenes y que su objetivo debía ser “enseñar deleitando”. Examinando críticas y reseñas de otros sitios y blogs, me ha parecido detectar bastante ironía hacia estas aspiraciones, parece que se vean como algo ridículo, indigno de las aspiraciones artísticas e intelectuales y una de las lacras que hacen que nuestro género no se tomado en serio.

Vaya por delante que, cuando leo una novela, no suelo estar buscando la instrucción. Busco que me maravillen, me asombren, me fascinen, me emocionen, me asusten, me diviertan, me conmuevan e incluso, en ocasiones, que me depriman. Leer información objetiva puede ser una experiencia interesante, aunque menos visceral y habitualmente no leo libros de divulgación. En alguna ocasión he leído alguno novela histórica para aprender algo sobre un personaje o un periodo de una forma mas liviana, en la creencia de que, por muy poco escrupulosa que sea, los hechos mas…

Plan para la inmortalidad

Entre mis compras compulsivas y las nuevas tecnologías se están poniendo a mi alcance una variedad sorprendente de libros que de otro modo solo encontraría en tiendas de segunda mano y bibliotecas. Ante esta avalancha de oportunidades, lo difícil no es conseguir obras que te interesen, si no encontrar el tiempo para leerlas. Y organizarse.

Así, a bote pronto, antes de morir, me gustaría poder leer las obras que he encontrado por ahí de Stanislaw Lem, Arthur C. Clarke, Frederik Pohl, Robert Silverberg, Theodore Sturgeon, Harry Harrison, Roger Zelazny, Úrsula K. Le Guin, Phillip K. Dick y Tim Powers. Pero también profundizar en la obra de Stephen Baxter, Cliffor D. Simak, John Brunner, James Tiptree Jr, Henry Kuttner, Kevin O'donnel, Keith Laumer, Robert L. Forward, Nancy Kress, George R.R. Martin y la ficción de Fred Hoyle. Dar una oportunidad a Olaf Stapleton y a William Gibson y ¿porqué no? a Robert A. Henlein, a ver si termino de encontrarle la maestría narrativa que algunos le…

“Regreso a la isla del tesoro” de Andrew Motion

Imagen
El tesoro que Jim Hawkins y sus compañeros encontraron fue tan grande que no pudieron cargarlo por completo en la Hispaniola, debieron conformarse con el oro y abandonar la plata. En esta novela, Jim Hawkins Jr. Y Natty Silver, hija del mismísimo John Silver, emprenden un nuevo viaje a la isla del tesoro, para recuperar la plata. Escribir una continuación de “La isla del tesoro” una novela mítica, reverenciada con cariño por cuantos la leyeron en su niñez o adolescencia, es una tarea de la que es imposible salir bien librado. Hagas lo que hagas, un coro de voces iracundas clamará que has violado su niñez. Como mucho obtendrás, a regañadientes, una alabanza desdeñosa, del estilo “no está mal, pero no puede compararse con el original”.

“Regreso a la isla del tesoro” no está mal, pero no puede compararse con el original.

El comienzo me dolió, debido a la imagen que muestra de un Jim Hawkins adulto. Le encontramos viviendo en una posada, exactamente igual que antes de que empezara su avent…

“El mar quebrado” de Joe Abercrombie

Imagen
—¿Quieres que te narre un relato? —¿Qué clase de relato, hermano Yarvi? —Un relato de sangre y engaño, de dinero y asesinato, de traición y de poder[...] —Son los únicos que me gustan. ¿Salen elfos? ¿Dragones? ¿Trolls?  Yarvi negó con la cabeza. —Las personas pueden hacer todo el mal que queramos. —Tienes razón de nuevo. [..] Este fragmento de dialogo del último capítulo de “Medio rey” define perfectamente la trilogía del mar quebrado. Un relato de fantasía, sin fantasía, sin magia, sin criaturas extrañas. Solo seres humanos imperfectos, capaces de lo mejor y de lo peor, traicioneros, vengativos, sanguinarios y crueles. Ocasionalmente leales y abnegados. Abercrombie aporta grandes dosis de realismo a la fantasía heroica. Fantasía heroica sin héroes. Fantasía épica sin fantasía y sin épica, casi pacifista. Hay grandes batallas en cada uno de los libros que la componen, pero no gloria, solo miedo, horror y sangre. Hasta me he sentido tentado de etiquetarla como ciencia ficción, cosa que es té…

“La noche a través del espejo” de Fredric Brown

Imagen
Fredric Brown es un escritor de misterio y serie negra, que en España es conocido fundamentalmente por sus aportaciones a la ciencia ficción. El grueso de su obra son historias de crímenes y de suspense. También es verdad que este grueso tiene muy mala fama, su larga y exitosa saga de los Hunter ha recibido todo tipo de comentarios desfavorecedores, sin embargo, nadie se mete con “La noche a través del espejo”. Y con razón. Muchos la consideran la mejor novela de su autor. Lideró la lista de los mas vendidos de mi librería habitual durante muchos meses y sigue apareciendo en los primeros puestos de sus recomendaciones. Ha creado su propio culto de seguidores, pequeño y menos conocido que otros, pero igual de apasionado. Y con razón.

¿De qué va esta estupenda novela? El protagonista, Doc Stoeger, es un editor de un semanario local en una pequeña ciudad, que sueña con publicar algún día una gran exclusiva y que solo tiene dos vicios: Lewis Carroll y el alcohol. Los dos le apasionan por i…

A vueltas con Aurora

Imagen
En mi anterior post me centré en el análisis de las supuestas bondades literarias de esta obra. Para no eternizarme dejé fuera algunas dudas que me ha generado sobre sus aspectos científicos, sobre uno en particular.
No voy a pronunciarme sobre los virus/priones/o lo que sea que aparecen en este libro. A muchas personas le parecen muy improbables, creo que entre ellas está el propio Kim Stanley Robinson, pique nunca deja claro lo que es, supongo que porque ni el mismo lo sabe.

Pero no es de eso de lo que quería hablar. En la novela se habla largo y tendido de la biología insular. No he encontrado un equivalente exacto a las palabras de la traducción, pero parece que se refiere al “enanismo insular”. Éste si aparece en la wikipedia. Un proceso evolutivo por el que las especies animales en entornos cerrados de pequeño tamaño tienden a desarrollar una disminución de su propio tamaño para adaptarse a la escasez de recursos. Actualmente el caso mas famoso es el de la isla de Flores, donde s…

“Aurora” de Kim Stanley Robinson

Imagen
No soy ningún fan de Kim Stanley Robinson, normalmente la parte científica de sus novelas suele ser lo único que encuentro interesante de ellas, pero me gustan mucho las historias de naves generacionales y no he podido resistirme a esta.
La novela empieza cuando, siendo niña, la protagonista Freya sale a navegar con su padre, Badim. Los problemas con que se encuentran para manejar el barco nos revelan que estamos en el interior de un gigantesco arca espacial. Creo. Algunos diálogos me hacen pensar que hay que tener en cuenta la fuerza de coriolis para atracar, pero la verdad es que estaba tan distraído por el uso de términos náuticos que no me enteré de nada. Supongo que por eso no me he leído las novelas de Patrick O'Brian.
La primera parte de la novela está presidida por la figura de la madre de Freya, Devi, la ingeniera jefe de facto de la nave. Para mi sorpresa, me ha parecido un gran personaje. Devi vive entregada a su trabajo, casi su misión, que básicamente consiste en e…

Cierra Espiral CF

El jueves pasado salió a la luz esta noticia.

http://notcf.blogspot.com.es/2016/09/espiral-ciencia-ficcion-deja-de-editarse.html

Ya han pasado demasiados días sin hacer ningún comentario. El cierre de la colección Espiral deja huérfana a la ciencia ficción española. Es innegable que se trata de la colección que mas ha hecho por el género en nuestro idioma y casi la única que realizaba la necesaria funcion de otorgar oportunidades a los nuevos talentos.

Tristemente, no conozco la colección tanto como debería y no sabía nada de las circunstancias de Juan José Aroz y Pilar. Lo único que puedo hacer es dejar constancia de mi agradecimiento por un trabajo bien hecho y por los buenos ratos pasados y desearles lo mejor en los tiempos por venir.

“La estación de la calle Perdido” de China Mieville

Imagen
La incomparecencia de China Mieville este año a su cita veraniega anual me ha permitido, por fin, leer esta novela, la segunda publicada por su autor tras la, en mi opinión, muy mediocre “El rey rata”, la primera de las ubicadas en el universo de Bas-Lag y, si la memoria no me falla, la primera obra de China Mieville en ser publicada en España. A menudo se la cita entre las obras maestras del steam punk.

¿Cómo describir el universo de Bas-Lag? Pues, muy por encima, diría que es un mundo imaginario de reminiscencias victorianas, en el que la magia convive con las máquinas a vapor mas inverosímiles posibles, junto con alienígenas o razas de seres inteligentes diferentes del hombre.

Nueva Crobuzon, la inmensa urbe en la que transcurre la novela, es una especie de Londres victoriano, iluminado por farolas de gas recorrido por el metro, generalmente elevado sobre pilares, en el que los coches no son tirados normalmente por caballos, sino por pájaros que no vuelan, bueyes modificados por la …

Una iniciativa interesante

Imagen
Me acabo de encontrar con esto una peculiar iniciativa en la que se ofrecen 7 libros, en formato electrónico, de autores españoles y de ciencia ficción, al precio que el comprador elige, con la posibilidad de obtener otros siete, en caso de que el comprador haya realizado un pago superior a la media de los recibidos.

No conozco las novelas, salvo  "El legado de Prometeo", que se incluye entre los "bonus",  pero el precio y la iniciativa resultan de lo mas interesantes.

“El libro de las almas” de Víctor Conde

Imagen
He estado a punto de titular a este post “diferencias irreconciliables”. Creo que es lo que tenemos Víctor Conde y yo en nuestra manera de entender la literatura. Estas diferencias se traducen en los picos y caídas que sufre mi afición a este autor, que me llevan a que, aunque nunca deje de comprarle, me pase grandes periodos de tiempo sin leerle, como demuestra el hecho de que no me haya leído esta antología hasta hoy, y probablemente hubiera seguido retrasando el momento de hacerlo si no hubiera buscado un libro de relatos con el que entretenerme en los tiempos muertos de mis vacaciones, cuando adquirí mi volumen en cuanto salió, allá por el 2010, o sea, hace seis años.

Por cierto que su búsqueda me descubrió la excelente librería Miraguano, pero esa es otra historia.

El caso es que nuestros diferentes puntos de vista hacen que demasiados de los relatos incluidos en esta antología me hayan resultado tan difíciles de leer como poco atractivos, por lo que tal vez no sea la persona mas…

“El planeta de Shakespeare” de Clifford D. Simak

Imagen
Disto mucho de ser un experto en este autor. Conservo un recuerdo idealizado de “Estación de tránsito” leída durante la adolescencia. He leído varias veces el relato que venía incluido en el volumen 2 de la antología de Brian Aldiss “Imperios galácticos” y la novela “La autopista de la eternidad” me pareció malísima. Internet le define como un autor de ciencia ficción “pastoril” que transcurre en entornos idílicos e idealiza la vida rural, lo que no me resulta demasiado atrayente.

Podemos decir que las espadas estaban en alto con “El planeta de Shakespeare” y que su lectura debía decidir si profundizaría o no en este autor en el futuro.

La primera decepción llega cuando me encuentro que la acción no transcurre en un planeta poblado por los personajes de las obras de Shakespeare, ni tampoco son la aventuras intergalácticas de un William Shakespeare abducido por extraterrestres.

Vayamos por partes. Tenemos una nave espacial, que viaja a velocidades relativistas, cuya consciencia está forma…

“El trono vacante” de Bernard Cornwell

Imagen
Enésima aventura de Uthred de Bebbamburg. En esta ocasión Bernard Cornwell se aleja brevemente de las peripecias bélicas que tan bien se le dan, para imaginar las circunstancias que pudieron llevar a Etelfleda a convertirse en la señora de Mercia después de la muerte de su marido.

Durante el breve periodo de intrigas cortesanas, Uthred despliega su irreverente sentido del humor, que tanto se echó en falta en la adaptación televisiva de sus primeras andanzas rodada por la BBC y NBC, pero no se preocupen los lectores, hay mas de una batalla en la novela, mas de dos y mas de tres y no falta la inevitable invasión vikinga, en esta ocasión procedente de Irlanda.

Lo mas sorprendente del libro, es que el prologo con el que comienza está narrada en primera persona por el hijo de Uthred, aunque luego éste no tarda en recuperar el protagonismo en el primer capítulo. ¿Estará pensando Bernard Cornwell en el relevo generacional?¿Se convertirá la saga de Uthred en la saga de los Uthreds? Es difícil …

“El tríptico de Dios” de Miquel Barceló y Pedro Jorge Romero

Imagen
Guardo un recuerdo bastante bueno de “El otoño de las estrellas”, la anterior novela de estos mismos autores. La recuerdo como una novela corta, entretenida, que leí con agrado y que tenía un puñado de ideas buenas, aunque fallaba en un final que no estaba a la altura de las expectativas creadas y que reconozco que he olvidado por completo.

Tal vez conscientes de aquella limitación, Miquel Barceló y Pedro Jorge Romero optaron en esta ocasión por empezar por el final. “El tríptico de Dios” se compone de tres historias, cada una de las cuales transcurre antes que la anterior, unificadas por la presencia del demonio. Si, han leído ustedes bien, he escrito “el demonio” aunque él prefiere que le llamen “el adversario”, al menos en esta encarnación literaria. En la primera historia asistimos a una gran batalla espacial, en la que la flota de la iglesia católica intenta destruir un artefacto con el que el Adversario podría acabar con la humanidad, en la segunda asistimos a las dudas que sus…

“Astronautas” de Stanislaw Lem

Imagen
Ya lo tenia todo listo para leerme “La voz de su amo” cuando en un paseo por la biblioteca pública Pedro Salinas me encontré esta novela, recién publicada en España por primera vez, aunque el original sea de 1951 y cuya temática parecía mas adecuada a mis gustos.

El volumen se abre con un prefacio del editor original de la obra, en la que se cuentan las circunstancias y consecuencias de su escritura. En dicho prefacio Jerzy Jarzebski se disculpa una y otra vez por la supuesta propaganda socialista que contiene la novela, que en su día era estrictamente necesaria para su publicación. Tanta excusa resulta chocante, porque en realidad en “Astronautas” hay muy poca exaltación del socialismo: si transcurre en un futuro en el que el capitalismo ha sido dejado atrás, se critica el imperialismo y la moralina se enseñorea del desenlace, pero no hay paginas puramente doctrinarias, como las que si podían encontrarse en “Que difícil es ser Dios” de los hermanos Strugatski. Yo incluso las he echad…