Buscar este blog

No creo en la crítica objetiva. Sólo conozco una o dos personas a las que le interesan mis opiniones. y a veces creo que lo hacen por cortesia.

domingo, 29 de abril de 2012

"Los jugadores de No-A" A.E. Van Vogt



He dejado pasar un tiempo mas largo desde la última novela que leí de Van Vogt, porque, la verdad sea dicha, ya estaba algo cansado. Dinámico, mejor que muchos modernos, también mas esquemático, delirante, propenso a sacar conejos de sombrero, Van Vogt es un autor del que se podría disfrutar mucho durante la adolescencia, pero que ya resulta poco adecuado para tipos talluditos como yo. Quitando que sus héroes siempre están en posesión de la verdad absoluta, miren por encima del hombro a los demás mortales y les encante recurrir al lavado de cerebro o la hipnosis.

En fin, Gilbert Gosseyn regresa en esta novela. Tenida por peor que la anterior aunque legible, yo es que no se que le ven a la anterior, tampoco es lo mejor de Van Vogt, ni se que tiene de rompedora. Recordemos que el sistema solar estuvo a punto de sucumbir ante la invasión de un imperio galáctico. En esta novela, el campo de batalla se amplía a la galaxia. Aparecen pueblos que predicen el futuro, misteriosos cultos religiosos, manipuladores en la sombra, y Gilbert Gosseyn cambia de cuerpo cada vez que se teletransporta (mas o menos), lo que es un recurso narrativo interesante, cuyas facilidades para la comedia se desaprovechan. Por el camino se habla mucho de similarizar, de veinte decimales, aparece ciencia de lo mas absurdo, tecnocháchara sin sentido, uno de los personajes de la novela anterior sufre una transformación sin sentido, Gilbert Gosseyn inventa cachivaches útiles cuando es necesario, hay buen ritmo, las peripecia se suceden a toda pastilla y, al final, como casi siempre, Van Vogt consigue algo parecido a darle sentido a la historia.

¿Que puedo decir sin repetirme? Un disparate bastante entretenido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario