Buscar este blog

No creo en la crítica objetiva. Sólo conozco una o dos personas a las que le interesan mis opiniones. y a veces creo que lo hacen por cortesia.

miércoles, 20 de octubre de 2010

Angel de IDW: y sin embargo funciona




Mientras que Josh Whedon supervisa personalmente la llamada "Octava temporada" de Buffy la cazavampiros en comics en Dark Horse, la versión en comic del vampiro con alma acabó en la editorial IDW, con un grado de compromiso mucho menor. Mientras que en Buffy es una especie de productor ejecutivo, dicta las líneas argumentales, elige los equipos que trabajan en la serie y de vez en cambio escribe algún arco argumental, en "Angel", por lo que cuentan los extras, se reunió con Brian Lynch, discutieron la línea general de la serie, y de vez en cuando este le llama o le envía guiones y recibe sus sugerencias.

Las noticias dicen que esta colaboración va a terminar, y que Angel se va a integrar también en Dark Horse, mas probablemente dentro de Buffy que con colección propia. ¿Y que nos ha dejado en todo este tiempo?. Pues ya van para 4 tomos de Norma.

La acción empieza no recuerdo cuanto tiempo después del final a lo dos hombre y un destino de la serie. El buffete diabolico de Wolfran & Hurt mandó al infierno a toda la ciudad de los Angeles, en castigo por el asalto al que la sometieron los protagonistas. Ahora es un páramo post apocalíptico regido por diferentes demonios donde la vida humana no tiene ningún valor. Angel representa a la facción de los ya dichos Wolfran & Hurt, y hace lo que puede por proteger a los habitantes de la ciudad, ayudado por el fantasma de Wesley y el dragón que aparecía al final de la serie (dragona).

Poco a poco el resto de los personajes de la serie van apareciendo para ayudarle en su cruzada, alguno de ello en diferente bando y casi todos cambiados, para bien o para mal, por las difíciles situaciones vividas.

Evaluar la serie es difícil. Bueno, no tanto. El segundo tomo, es una recopilación de historias cortas, que cubren el hueco entre el callejón y la situación actual. Algunas de ellas sirven para atar cabos sueltos, pero todas ellas son muy malas. O no, después de todo, fui incapaz de acabármelo. De todos modos lo voy a vender por e-bay.

El dibujo, menos en el de las historias cortas, corre a cargo de Franco Urru, a quien van reforzando Stephen Money, Nick Runge y David Messina. No sé absolutamente nada de ninguno de ellos, ni de Brian Lynch, ya puestos. No sé que parte hace cada uno ni como se complementan, pero ninguno lo hace demasiado bien. Es mas bien feillo, no se entienden bien las peleas, los personajes o no tienen cara, o tienen fotocopias de las de los actores, por lo que siempre resultan bastante inexpresivos.




Brian Lynch por su parte, carece de sutileza, los personajes hablan demasiado y se explayan demasiado sobre sus vidas y filosofías, carecen de la chispa y la gracia de los originales, sus intentos de humor no le quedan muy bien. Cae en muchos vicios de los guionistas superheroicos, que hablan sin parar y además suelten largos monólogos en medio de una conversación, o recurrir a un bicho muy grande que lo destroza todo para rematar una historia. Con todo, hay que reconocer que algunas de las mejores ideas de la serie no son de Whedon, sino de él, y que en bastantes momentos consigue mantener el espíritu del original. Hay esos momentos sorpresa en que el curso de la acción previsto da un giro de 180 grados, y sin embargo te das cuenta de que todo era perfectamente lógico, a los protagonistas les ocurre lo peor que podía ocurrirles, una y otra vez y lidian como pueden con ello de un modo mas o menos creíble, y hay momentos de humor absurdo que aligeran la tensión

Y es que hay que confesar que este Angel me parece una rareza, en la que el todo es mejor que las partes, ni el guionista, ni los dibujantes, ni, ya puestos, los coloristas, son muy buenos, pero de alguna manera engancha, quieres saber lo que ocurrirá a continuación, que nueva sorpresa aguarda a la vuelta de la página. Tal vez se deba a mi total falta de imparcialidad, quizá la serie de televisión me gustó tanto que mi cerebro produce endorfinas ante las imágenes de mis antiguos héroes, pero he babeado como un buen perro de Pavlov con estos cómics. Aunque ahora, con la saga del infierno terminada, sería un buen momento para abandonarla…….

No hay comentarios:

Publicar un comentario