Buscar este blog

No creo en la crítica objetiva. Sólo conozco una o dos personas a las que le interesan mis opiniones. y a veces creo que lo hacen por cortesia.

sábado, 1 de octubre de 2011

"Círculo vicioso" de Mike Carey



No sé exactamente porqué, las novelas escritas por guionistas de cómics ejercen una extraña fascinación en mí. Es un tanto absurdo, porque la novela y el cómic son dos medios diferentes y la existencia de talento en uno de ellos no tiene porque implicarlo en el otro. Pero siemrpe me acaba perdiendo la curiosidad de como se desenvolverá en la novela un autor que conozco bien. En este caso hablamos de Mike Carey, guionista prolífico, siempre entretenido y que en ocasiones roza la excelencia, como por ejemplo en su serie "Lucifer".

Esta es la segunda novela de Félix Castor, calculo. La primera fue publicada por Dolmen, se me escapó en su día y supongo que hoy es imposible de encontrar. AL menos, yo no lo he conseguido. No es un problema, se entiende perfectamente sin haber leído la anterior. Félix Casto es un antiguo exorcista profesional, su habilidad era deshacerse de fantasmas, aunque también puede invocarlos, y utiliza la música para canalizar su don, en concreto, toca la flauta. Ahora sin embargo, tiene problemas de conciencia, no tiene nada claro que envíe a los espíritus a "un lugar mejor". En esas que recibe la visita de un matrimonio, que quieren que localice al desaparecido fantasma de su hija....Y no contemos mas.

La idea de mezclar la serie negra y lo fantástico no es precisamente nueva. Hay una larga tradición de ciencia ficción de "serie negra", tanta que se ha convertido en un nuevo tópico, y aparte, existen todo tipo de duros detectives privados acostumbrados a que sus pasos se crucen con criaturas feéricas, seres mitológicos, personajes de cuentos de hadas o simplemente brujos, vampiros, demonios o seres de similar ralea. Tal vez los mas conocidos sean Harry Dresden y el ligeramente distinto John Constantine. A ellos viene a unírse Félix Castor.

Lo primero que me ha sorprendido es que el atractivo del estilo, muy superior al del resto de las novelas de guionistas que he leído. La novela está escrita en primera persona, y Félix Castor se expresa al tradicional estilo de los detectives privados de serie negra, cuajado de ironía e insertando continuamente comentarios caústicos y mordaces. Y lo hace con gracia, con estilo, sin que llegue a parecer una parodia o un cliché gastado. Su personalidad tiene innegables paralelismos con la de John Constantine, Mike Carey guionizó "Hellblazer" en una etapa bastante larga y atractiva. Ambos tienen un modo de ser muy parecido, y una misma actitud. A ratos parece que uno esté leyendo una aventura del mago farolero, aunque en lineas generales Félix Castor parece mejor persona, y no tenga muchos conocimientos de magia, si bien su jugada final sea digna del quema infiernos, en su astucia y su crueldad.

Para todo hay que valer, Mike Carey pretende hacer un entretenimiento sin pretensiones, y no solo lo hace muy bien, sino que además esta razonablemente bien escrito, los personajes son correctos, dentro de los tópicos de la serie negra, el ritmo es vertiginosos, y solo le hecho en cara, el uso de unos cuantos lugares comunes, falsas sorpresas muy previsibles para un consumidor de ficción experimentado, que a pesar de todo, no ensombrecen demasiado el resultado final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario