Buscar este blog

No creo en la crítica objetiva. Sólo conozco una o dos personas a las que le interesan mis opiniones. y a veces creo que lo hacen por cortesia.

lunes, 9 de julio de 2012

"El enredo de la bolsa y la vida" de Eduardo Mendoza



Eduardo Mendoza regresa a la comedia policíaca con una nueva aventura del detective sin nombre al que yo siempre me he referido informalmente como "el loco" No hay mucho que decir, es una buena noticia y un buen libro. Muy entretenido muy divertido y bien escrito. Como en todas las novelas de la saga el autor subvierte las reglas, no ya de la novela negra y policiaca, sino del propio lenguaje, de modo que no es solo que la trama pueda resultar alambicada y delirante, sino que el modo de expresarse de su peculiar narrador también lo es, la frases se alargan, se ramifican y vuelven a su origen, los lugares comunes se retuercen una y otra vez, de modo que uno sabe como empieza una frase, pero nunca como puede terminar, y con todo y con eso tiene tiempo para crear personajes inolvidables como el abuelo Siau, hacer un retrato irónico de la vida actual, reflexionar sobre el paso del tiempo y la vida, brindarnos un final con no pocos posos de amargura que puede dejar descolocado a algún lector, y que, a su modo, a pesar de sus descerebrados protagonistas, es serie negra al ciento por ciento,

En fin, un entretenimiento, no exento de cargas de profundidad, que digo, un magnífico entretenimiento. Tal vez no sea la mejor pieza de la serie, yo hubiera preferido despedir en mi imaginación al protagonista organizando atracos con los que ganar lo suficiente para ir a estados unidos a buscar a un improbable amor, pero sigue siendo una lectura completamente recomendable.

PD: Que fácil es criticar, señalar errores, objetivos o imaginarios, pero que difícil es encontrar motivos lógicos y razonados para explicar que algo te ha gustado mucho.

2 comentarios:

  1. Mmmh, tengo ganas de leer este libro, esta novela me pilló por sorpresa... Tengo muy buen recuerdo de los otros tres libros, así que, mientras siga la estela de ellos, no tengo ningún problema, ya que... ¡me eché unas risas...!
    ¡Saludos! ;)

    ResponderEliminar
  2. Pues animo, las novelas del loco siempre dan pie a unas cuantas risas, de las que hacen falta en esta vida.

    ResponderEliminar