Buscar este blog

No creo en la crítica objetiva. Sólo conozco una o dos personas a las que le interesan mis opiniones. y a veces creo que lo hacen por cortesia.

lunes, 2 de julio de 2012

"El invencible" Stanislaw Lem


El "Invencible", es el nombre de un crucero espacial de la armada de la Tierra. Como en las películas de serie B, arriba a un planeta desértico para investigar la desaparición de otra nave de similares características a la suya. En seguida, los expedicionarios empiezan a caer unos tras otro. Esta parte son cerca de dos terceras partes de la novela. Se lee bien, pero le falta garra. Las peripecias se suceden con algo de rutina, a buen ritmo, pero sin auténtico impacto emocional. Stanislaw Lem no parece interesado en el terror o la aventura. Los personajes son un nombre y una especialidad. En contadas ocasiones se añade algún detalle físico o de carácter. Son muchos, pero excepto el astronauta (el capitán de la nave), y el navegante (el protagonista y segundo al mando), carecen por completo de importancia.

La explicación al misterio del planeta se da casi por generación espontánea. De repente, un personaje dice: "He tenido una idea", y da una breve conferencia en la que se explica todo, que a nadie se la había ocurrido antes, pero con la que todos los científicos están de acuerdo. Esa idea, por cierto, es fascinante. Por desgracia, en este mundo todo está inventado y llevo toda mi vida leyendo. Me recuerda mucho al relato de Poul Anderson "Epílogo", creo que James P. Hogan la utilizó y Juan Miguel Aguilera y Javier Redal la incorporaron a la mitología de Akasa-Puspa. Algunas de sus corolarios, supuestamente mas atrevidos como que la inteligencia no sea el pináculo de la evolución y que la especie predominante carezca de ella, que en su día pudieron suponer un mazazo a las creencias preestablecidas occidentales me resulta de puro sentido común, lo que supongo que significa que tengo muy interiorizada la teoría de la evolución. Bien por mí y continuemos.

En el último tercio de la novela, las cosas se animan. Normalmente armaría un escándalo porque las cosas se animen solo en el último tercio. !UNA OBRA DE FICCIÓN DEBERÍA SER ADICTIVA DESDE LA PRIMERA PÁGINA!. Pero esta novela es corta muy corta, así que no se puede decir que haya sido toda una travesía del desierto lo que hayamos tenido que afrontar para llegar a la tierra prometida. Hay una batalla bastante épica. Las desoladas y deprimidas reflexiones de Rohan (el navegante), en las que se expone la tesis moral de la novela, son de lo mejor de la misma. A continuación, la conversación con el astronauta resulta conmovedora, y en ella, si que hay un buen desarrollo de personajes.

Al igual que en "Fiasco", en el climax final el protagonista se enfrenta en solitario a un mundo alienigena, en lo que quizás sea un rasgo de estilo del autor.. Un climáx lleno de desesperación, futilidad, e incluso sentido de la maravilla. En fin una novela corta, sencilla, amena interesante y muy brillante en su parte final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario