Buscar este blog

No creo en la crítica objetiva. Sólo conozco una o dos personas a las que le interesan mis opiniones. y a veces creo que lo hacen por cortesia.

viernes, 2 de julio de 2010

"La dama del lago", Andrzej Sapkowski


Finalmente llega a su fin la saga de Geralt de Rivia. Han sido VII tomos, aunque la edición española haya dividido el último en dos, durante los que lo que empezó como un conjunto de relatos sobre un exterminador de monstruos, se ha convertido en una compleja saga río de protagonismo coral.

Sapkowski es un autor que me apasiona, una luz que aportó escepticismo y madurez al monótono género de la fantasía épica medieval, si es que se puede llamar género a ese conjunto de variaciones de la misma historia. Caso de serlo, se dice que esta es la novela mas importante que ha dado desde "El señor de los anillos". Me dan ganas de decir que la única, pero si lo hiciera me estaría dejando en el tintero grandes obras, como "Un mago de terramar", "La leyenda del navegante", las de Terry Pratchet y quien sabe cuantas otras excepciones que no recuerdo o no he leído.

En fin, no tengo elogios suficientes para glosar las virtudes como escritor de Andrzej Sapkowski, en cualquier aspecto que se me ocurra, lo mínimo que se podrá decir es que es brillante, en la caracterización de personajes, en el manejo de la trama, genial en los diálogos .... No pierdan el tiempo conmigo, adquieran sus libros y léanlos. Así que supóngase que ya he dicho cualquier cosa buena que pueda decirse de un escritor, y pasemos a otra cosa.

Y es que no puedo evitarme quejarme un poco. A partir del tomo III, Sapkowski empieza a marear la perdiz de mala manera. La trama se divide y se divide y se divide. Aparecen cientos de personajes, algunos de los cuales no duran mas que un capítulo. Ojo, que se leen bien, y siempre cubren algún aspecto del mundo o la historia global, del que no podían ser testigos los principales, o lo explican de modo mas íntimo, y que al contrario que la costumbre de los autores anglosajones, no pierde el tiempo con interminables descripciones, puede que mete paja, pero es paja movidita, en la que ocurren cosas, aunque parezcan poco importantes.

Ello puede inducir al lector al despiste, agraviado por el ritmo de publicación de la serie, cuando puede pasar mas de un año entre libros, es difícil recordar lo que estaba pasando, y quienes eran todos los personajes, de verdad que hay muchos, y tiene la divertida costumbre de presentar a un montón de personajes justo al final de un libro, y que encima, ni siquiera salgan en el siguiente ejemplar de la saga.

Además, a partir del V, empieza a experimentar con la narración, alternando relatos en paralelo, cambiando el punto de vista de uno a otro en medio de una escena, mezclando las historias que varios personajes se cuentan entre sí, avanzando al futuro cuando Geralt y compañía son los personajes de un cuenta cuentos escuchado atentamente por un coro de niños embobados. Es brillante, a veces te alucina la virguería conque está hecho, pero también artificioso, y tal vez innecesario.

Un buen ejemplo es el comienzo de esta novela. Pueden considerarlo spoiler, aunque yo no lo vea así. Esta novela empieza en el lejano futuro al que me referí antes, que son los tiempos del rey Arturo, donde la mismísima Nimue contrata a una soñadora profesional para investigar las leyendas del brujo Geralt de Rivia, la hechicera Yennefer y la brujilla Ciri. Esto da pie a reflexiones sobre los mitos y leyendas, la historia, las parabolas y el arte de la narración, y para hacer un resumen de lo ocurrido, usar breves flashbacks para mostrarnos por donde anda cada personaje y situar todas las piezas en el tablero. A mi entender, totalmente prescindible. Practicamente desaparecen a la mitad del libro, y afortunadamente, porque no era la historia que habíamos comprado. A veces tengo la sensación de que se enredaba con estas cosas para ganar tiempo e ir pensando lo que hacer.

Finalmente la novela avanza y avanza bien, muy entretenida, llevando a cada personaje a donde tiene que ir, y la historia alcanza su conclusión lógica, no apta para corazones dolientes, porque las cosas no acaban nada bien para casi nadie, y hay mas muertos que en una tragedia griega. No queda casi resquicio para la esperanza, en un ligero tono poético, porque aquí se llega al verdadero objetivo de Andrzej Sapkowski.

Sapkowski no pretende contar el armageddon final entre el bien y el mal, sino que utiliza los clichés de la fantasía para analizar el mundo real, el nuestro. Algunas metáforas parecen evidentes, como el reparto del mundo que llevaron a cabo los aliados después de la segunda guerra mundial, pero no es tan específico. En este volumen habla de cosas como los verdaderos motivos que llevan a las guerras, la despreocupación de los gobernantes por el bienestar de sus pueblos, en aras de la alta política, la limpieza étnica, los crímenes de guerra, la hipocresía con la que los ejércitos alientan estas prácticas durante un conflicto para luego condenarlas a su fin, las atrocidades que se cometen en nombre de la economía, el fanatismo en sus peores expresiones. Las consecuencias de la guerra sobre la población civil....

No lo que se describe no es agradable, porque es tremendamente plausible a pesar de ocurrir en un entorno fantástico con magos y enanos. Los personajes viven en un mundo injusto, que no pueden cambiar, y que castiga irrevocablemente a aquellos que "mean contracorriente". Un libro y una saga dura, en la que conviven la violencia y la ternura, lo sórdido y lo poético, la frialdad de los poderosos y la indiferencia del mundo, junto a la camaradería y la alegría de vivir. En resumen, a pesar de sus defectos, una gran obra.

2 comentarios:

  1. Una de las mejores sagas de la literatura fantástica épica moderna. Realmente buena, con un sentid del humor envidiable y unos personajes que acompañan al héroe, realmente inolvidables. Al igual que ese brujo carismático.

    Pero, concluida de forma chapucera, la manera en que se cepilla a todos en la ultima novela, de juzgado de guardia. El vampiro, muere en dos lineas, los demás cuarto de lo mismo. Esta saga no se merecía un final de chiste. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, supongo que estas cosas habria que ponerlas avisando de que vienen spoilers, aunque no es que yo sea un fan de los mismos.

      Ten en cuenta que no te estas quejando del final, el final ocurre ¿cincuenta páginas? ¿cien? despues, y no me parece para nada chapucero, aunque no sea consolador. La muerte de los compañeros era inevitable, por cuanto se le había profetizado a Geralt que sei se obstinaba en seguir buscando a Ciri morirían todos. La de Milva, con su flashback de la infancia, es bastante conmovedora.

      Si te concedo que Regis cae demasiado facilmente, sobre todo cuando en su presentacion hablan mucho de lo mega-super -poderoso que es, aunque, por otra parte, a lo largo de la historia tambien dejan claro que no es un guerrero.

      Eliminar