Buscar este blog

No creo en la crítica objetiva. Sólo conozco una o dos personas a las que le interesan mis opiniones. y a veces creo que lo hacen por cortesia.

martes, 15 de mayo de 2012

"El espejo de Salomón" de León Arsenal



Bueno la novela va de que Alejandra, una joven historiadora que nunca ha podido ejercer su carrera, cae por casualidad tras la pista de un codicilo visigodo escrito en alfabeto ulfiliano (si quieren saber lo que es lean el libro), que está relacionado con una serie de misteriosas muertes, y esa investigación la llevará a la búsqueda de un portentoso tesoro, en el que están interesados organizaciones secretas, y misteriosos maleantes y......

¿He comentado lo mucho que odio los thrillers esotéricos? Si lo hice, lo repetiré, mil reseñas que hiciera, mil reseñas que lo diría, entretenimientos deshonestos disfrazados con pretensiones místicas para inmaduros que se avergüenzan de leer novelas policíacas, película tan aburrida "El código Da Vinci"....Desearía que existiera un infierno, para que Dan Brown pudiera quemarse en él por toda la eternidad.

¿Que pudo llevarme a leer este libro? Pues que he leído otros del autor, y aunque nunca me entusiasme, me resulta muy ameno, que no es poco, no insulta mi inteligencia y tiene sus detalles de veracidad.

¿Esta novela en concreto? Pues los personajes son mas planos que el pecho de una top-model moderna. La principal característica de Alejandra es que tiene una larga melena rizada color chocolate, que se menciona en todos los párrafos en que aparece, y que tiene propensión a vestir vaqueros y camisetas entalladas con los hombros descubiertos. La investigación en sí, carece por completo de interés, sus métodos consisten en pedir consejo a sus amigos, que la ponen en contacto con expertos que cuentan todo lo que se necesita saber. En los agradecimientos del libro se dice "es tan importante saber a quién recurrir en busca de información como contar con la ayuda de quienes pueden introducirnos a tales expertos". Pues la trama de la novela valida esa máxima, pues todo se descubre a golpe de conversación con expertos. Puede que así sea la vida real, pero me divertía mucho mas con los disfraces de Sherlock Holmes y sus rebuscadas deducciones, derivadas de hechos que habían escamoteado al lector.

Para que el lector no se aburra entre conversación y conversación, muy pronto entran en aparición los malos, con capítulos propios que e alternan entre las conversaciones con expertos. Tampoco es que hagan mucho, ni tampoco hacen demasiado los policías que se incorporan para darle mas vidilla a la trama, que es previsible, pausada y en nada emocionante. Mención especial merece el episodio a lo Indiana Jones en el barrio de Salamanca, en Madrid, aunque después de verme las películas de Nicholas Cage uno ya está curado de espanto.

El estilo es sencillo, eficiente, recalcando constantemente lo obvio, sin florituras ni defectos obvios, me ha recordado el de algunos libros juveniles.

Entonces, el infatigable lector que haya llegado hasta aquí se estará preguntando, si ni el estilo, ni los personajes, ni el argumento, tienen mayor interés ¿porque seguí leyendo este libro hasta el final? ¿Cabezonería?. Puede. A pesar de lo que llevo dicho, el libro es extremadamente fácil de leer, lo que no es ninguna tontería. La lectura de la novela me ha resultado sumamente agradable. Incluso diría relajante, aunque no es lo mejor que se puede decir de un supuesto thriller. Me gustó sumergirme un par de ratos al día en este universo de eruditos charlatanes en temas bizarros. El enigma histórico a tratar, por así decirlo, es bastante interesante, y a mi ignorante mente todo le ha parecido creíble y factible, históricamente hablando, aparte de que me ha iluminado algunas zonas de la historia de las que no tenía ni idea. Aunque están muy poco desarrollados, algunos personajes muestran conmovedores destellos de humanidad cuando menos te lo esperas. En particular, es muy difícil no simpatizar con Alejandra, cuando se hacen patentes sus verdaderos motivos para seguir con una investigación que se está volviendo peligrosa.

Así que bueno, no recomendaría a nadie que la leyera, pero me lo he pasado bien haciéndolo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario