Buscar este blog

No creo en la crítica objetiva. Sólo conozco una o dos personas a las que le interesan mis opiniones. y a veces creo que lo hacen por cortesia.

jueves, 5 de enero de 2017

“Los traficantes de naufragios” de Robert Louis Stevenson


“La resaca” me supo a poco, así que, a continuación, me leí otra obra de Robert Louis Stevenson, desconocida para mi, que encontré por Internet. Mis habituales indagaciones navideñas me han descubierto que ésta si que puede encontrarse en las estanterías de las librerías. Una breve búsqueda por Internet me ha revelado que la versión que he leído está mutilada y le faltan nada menos que ocho capítulos. En fin, parece una aberración, pero no puede negarse que así la historia empieza antes, se echa en falta la presentación de personajes, pero esos capítulos parecen paja.

Dos amigos y socios se embargan hasta las cejas para hacerse con los derechos de rescate del barco naufragado Nube volante, cuando en la subasta de éstos un misterioso competidor empieza a igualar puja tras puja. Aunque incluye un viaje por mar, y algunos de los mejores personajes de la novela son marineros, esta no es una novela de aventuras marítimas, sino una novela de intriga. El hilo conductor es descubrir que fue lo que realmente le ocurrió al Nube volante y que había tan rematadamente valioso en sus restos.

Como es de esperar en Stevenson, está muy bien escrita y los personajes están muy bien retratados, en este caso bajo un prisma de ironía benevolente. La intriga se dosifica perfectamente, dejando siempre al lector con ganas de saber mas. Como en muchas aventuras de Sherlock Holmes, la narración final de los hechos es mucho mas interesante que la propia investigación. Si yo hiciera una adaptación al cine, prescindiría de casi toda la novela y me centraría en los hechos de esta, exclusivamente.

En esta ocasión, la traducción me ha parecido impecable.

Sin duda es una obra menor, pero envidiablemente redactada por la mano maestra de Stevenson, que la hace extremadamente legible, que no es poco.






No hay comentarios:

Publicar un comentario