Buscar este blog

No creo en la crítica objetiva. Sólo conozco una o dos personas a las que le interesan mis opiniones. y a veces creo que lo hacen por cortesia.

jueves, 16 de noviembre de 2017

"Profundo" de Alberto Moreno Pérez


Acabo de leer el número 10 de la colección Soyuz de Ediciones El Transbordador. Sorprendente, y bien recibido, el boom de la narrativa breve de género que parece que estamos viviendo. Procuraré que mi reseña sea más breve que la obra.

Me ha gustado mucho la ambientación de “Profundo”, eso que llaman worldbuilding o construcción de escenarios y me ha gustado mucho como Alberto Moreno se las ha arreglado para definirla, sin explicaciones explícitas, todo directamente a través de los ojos del protagonista, Rojas. En concreto me ha sorprendido mucho el tema de la evolución del lenguaje escrito, con uso de emoticonos, algo que nunca se me había ocurrido hasta que lo leí, pero que una vez leído parece inevitable. Y los trajes configurables me encantan

Alguna descripción se me hizo algo difícil de entender, la de la primera vez que Rojas mira al cielo sobre todo. Entiendo que lo que el autor esta intentando es asumir el punto de vista de una persona que no tiene nuestros referentes culturales, cuyo idioma no dispone de las palabras que nosotros emplearíamos para esos objetos y conceptos, por lo que tiene que sugerir lo que son sin nombrarlos. Normalmente Alberto Moreno sale victorioso de este reto y resulta comprensible al lector, pero a veces he perdido el hilo de la narración.

Odio el final, pero eso está bien, es lo que el autor pretendía, malo hubiera sido que me gustase. Lo que no me gusta es que se ve venir desde el momento en que Rojas se da cuenta de la alteración de una constante de toda su vida. A partir de ahí es evidente lo que está pasando y eso hizo que se me alargara mucho todo lo que viene después, el paseo hasta la sección del Colector donde Rojas tendrá la revelación que el lector ya ha anticipado.

Al terminar la lectura, no puedo negar que me ha dejado una sensación un poco insatisfactoria, un ansia del tipo: ¿en serio? ¿esto es todo? Si me hubiera encontrado “Profundo” en una antología de relatos o una revista, no me habría importado, pero al ser una pieza individual, puede decirse que me ha dejado con hambre.

En cualquier caso, sigue admirándome lo distintas que son las historias de Alberto Moreno Pérez entre sí y lo poco convencionales que resultan. Espero que nunca se seque la fuente de su creatividad.

2 comentarios:

  1. Vaya, tenía pensado sacar la entrada este fin de semana sobre varias novelas breves de esta editorial. Coincido mucho con tu opinión, excepto en el final: yo no lo he visto venir y me he quedado con cara de moniato. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno eso es opinable. Es solo que empezar todas las frases con "Me parece" o "En mi opinion"me cansa y creo que entorpeceria la lectura. Un placer tenerte por aqui.

      Eliminar