Buscar este blog

No creo en la crítica objetiva. Sólo conozco una o dos personas a las que le interesan mis opiniones. y a veces creo que lo hacen por cortesia.

jueves, 12 de agosto de 2010

Los muertos vivientes: "Teme a los cazadores"


Nuevo tomo y mas de lo mismo. La serie prosigue con el tono de road-movie que adquirió ultimamente, y que recuerda mucho a los comienzos de la mismas. El trabajo de Kirkman y Adlard es del estilo al que venían haciendo, así que es una obra continuista, aunque a estas alturas es inevitable haber perdido la frescura de sus orígenes.

El tomo arranca de un modo francamente impactante, con una de esas muertes imprevisibles pero lógicas marca de la casa, que trae consigo un tremendo conflicto ético. A continuación, por primera vez, se convierte en un relato de terror.

¿Digo por primera vez?. Pues si, en mi opinión, "Los muertos vivientes", mas que un comic de terror es un melodrama sanguinolento sobre las reacciones de la gente ante las situaciones adversas. Pero en este volumen tenemos una ejemplar historia de terror, con un enemigo oculto y misterioso que nunca se ve, hasta que se hace patente con una revelación terrible sobre sus intenciones. Como también es norma de la casa, los vivos resultan ser mas peligrosos que los muertos. Y no digo mas.

La situación se solventa sin embargo demasiado deprisa, incidiendo otra vez en la temática del "hacer lo que haga falta para sobrevivir", que anda apoderándose de la obra. Todavía les veo poco carisma a los nuevos protagonistas, especialmente el cura, cuyo secreto se revela demasiado fácil y rápidamente. Para compensar, la despedida final de uno de los mas veteranos y queridos personajes de la serie, resulta apropiadamente conmovedora.

Un trabajo eficiente y profesional, con momentos de brillantez, que engancha, aunque empieza a sonar a ya visto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario