Buscar este blog

No creo en la crítica objetiva. Sólo conozco una o dos personas a las que le interesan mis opiniones. y a veces creo que lo hacen por cortesia.

sábado, 23 de enero de 2010

Brian Michael Bendis: ¿porque tanto odio?



Para los despitados, el tipo de la foto no es el amigo imaginario del gordo de "Perdidos".

Si uno es aficionado a perder el tiempo mirando paginas webs y blogs en que habla de comics, se habrá encontrado conque en España parece haber un odio generalizado hacia Brian Michael Bendis, los blogueros le ponen a parir, en los comentarios todos le insultan. Vamos su único fan parece ser Geoff Johns, guionista que ya hace tiempo que comentó lo mucho que admiraba su trabajo.

A la hora de enjuiciar su labor, he de confesar algo !Llevo años sin leer sus comics!. Pues si, hubo una época en que me compraba 3 o 4 comics suyos todos los meses, pero últimamente le esta dando al rollo vengata, colección que no me interesa demasiado, "Alias" terminó, y me pareció tan terminada que me negué a leer "The Pulse", su etapa en "Daredevil" terminó, y la persona que me dejaba "Ultimate Spiderman" dejó de comprarselo. "Powers" estuvo tanto tiempo sin publicarse, que, ahora que ha vuelto, me he dado cuenta de que puedo vivir sin ella, hace mucho que no saca ninguno de serie negra..... Asi que tal vez la opinión que me merece no se corresponda con la actualidad, sino con lo que escribía hace unos años. Y dicha opinión es !Brian Michael Bendis es un buen guionista!. Muy bueno en ocasiones.

Asi que hagamos un repaso de sus virtudes y defectos

1) Bendis es un gran dialoguista. A los que no soportan sus dialogos, por estar llenos de exclamaciones e interjecciones, he de decirles que en la vida real la gente habla así, se interrumpen unos a otros constantemente, nadie aguanta un largo discurso sin decir nada, y aún así, a menudo hay largos discursos en sus comics, una de las convenciones del genero superheroico, están muy bien escritos y nunca resultan plumbeos. Bendis sabe caracterizar a sus personajes magnificamente a través del lenguage. Además, sus dialogos tienen chispa, son divertidos, conmovedores y todas esas cosas que tiene que ser la ficción. Su defecto, compartido por otros excelentes dialoguistas como Kevin Smith o Garth Ennis, es que en ocasiones, en los números de sus colecciones los personajes no hacen mas que hablar.

2) Sus golpes de efecto. Bendis tiene mucha imaginación para meter en problemas a sus protagonistas, siempre les lleva a territorios inesperados, o al menos imprevistos (no es el colmo de la originalidad). Sus finales suelen ser de ordago, de los que te hacen comerte las uñas hasta el mes siguiente. Por desgracia, cuando ya te has leido muchos guiones suyos, le coges el truco, y aunque no lo veas venir, sabes que al final de cada número llega el apocalipsis, se cargan al protagonista o su vida cambia radicalmente, y que al mes siguiente o como mucho 4 o 5 números despues, todo se habrá arreglado de un modo por lo general nada novedoso. En ADLO le definieron como el rey de "este número no ha estado mal, pero el que viene va a ser la caña".

3) Narrativa visual. Yo soy de los que piensan que el comic es un medio fundamentalmente visual, y que hay que darle la mayor fuerza a la imagen. Flipo cuando un dibujante se las apaña para contar bien una escena de acción sin palabras. Bendis fue dibujante en sus primeros trabajos y trata de contar las historias de forma muy visual. Algunos de sus recursos, como repetir una y otra vez la misma viñeta mientras alguien habla, no me convencen, mas que nada por lo repetido, pero le agradezco el esfuerzo y la espectacularidad. Ese es tambien uno de sus mayores defectos, pues contribuye a que sus comics se lean muy rápido tal vez demasiado. En fin, ya hace tiempo que tiré la toalla, aunque no me guste el "deconstructive story-telling", al menos lo hace bien, y ahi gente mucho peores que él, como el Rucka, o Ron Marz, que encima dice que odia el "deconstructive story-telling". Ademas aquí influye mucho la labor del dibujante con el que colabore. Con Mark Bagley desarrolló una magia especial (que dudo mucho que se haya repetido con el injusta y cibernéticamente sobrevalorado Stuart Immomen), con Maleev no está mal, pero ahi otros que no le hacen justicia.

De modo que tenemos a un guionista brillante, con sus aciertos y defectos como todo el mundo. ¿Porque ha generado una reacción de odio tan visceral?. Bueno, cada cual es libre de pensar lo que prefiera, pero yo creo que todo comenzó con los vengadores.

Al público adulto aficionado a los comics de superheroes que pulula por Internet, por lo general, no le interesa lo bien o mal contada que esté una historia. Son gente que se enamoraron de unos personajes en un determinado momento de sus vidas y lo que quieren es que sus icones permanezcan como eran en el momento del flechazo. De ese modo lo único que se valora es que los personajes sigan hablando como hablaban hace 20 años y que dentro de unos parámetros, les ocurra siempre lo mismo.

Mientras se mantenia en la linea Ultimate, una linea que ningún verdadero lector de Spiderman que se precie lee, porque ya leyó los magníficos comics de Ditko y no necesita que le vuelvan a contar la historia, no pasaba nada. Tampoco pasó demasiado cuando se ocupó de Daredevil, (y mira que hubo un momento en que a mi mismo me cansó), porque ya se sabe que es un personaje por lo general oscuro en el que el único que ha hecho algo interesante es Frank Miller (autor que fue increiblemente superior, pero que ahora es lamentablemente inferior, pero ya hablaré de eso otro dia). Pero entonces cometió la herejía de poner sus manos en los vengadores, una de las espinas dorsales del universo marvel, y rompió en pedazitos ese espejismo de un pasado glorioso.

De repente los personajes hablaban como en el siglo XXI, en vez de como en los años sesenta, la colección se oscureció, hablaban a mansalva, y los fans descubrieron que aquello no se parecía en nada a la colección que les enamoró y entraron en ira.

Para bien o para mal, Bendis ha traido la modernidad a lugares que sus fans desearian ver anclados en un pasado dorado y eso es lo que jamás le perdonarán, no tiene que ver con la calidad o falta de calidad de su obra, que la historia juzgará, sino con que ya no reconozcan en sus comics a aquellos que leyeron hace tiempo. Y eso no es malo, vivimos en la época en que vivimos, se intentan nuevos modos de contar historias, bien o mal y todo ello se refleja inevitablemente en la ficción. Incluso en los vengadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario