Buscar este blog

No creo en la crítica objetiva. Sólo conozco una o dos personas a las que le interesan mis opiniones. y a veces creo que lo hacen por cortesia.

lunes, 18 de enero de 2010

El compromiso



He leido hace poco que Seat ha despedido a 330 directivos o cargos medios por "bajo rendimiento". Vaya por delante que si eran directivos, probablemente estaría justificado y se lo merecerian, pero es preocupante que se haya abierto la veda del despido por "bajo rendimiento".

El pais del 16 de enero del 2010 en el que se sueltan perlas que ya todos nos conocemos, pero que resultan mas impresionantes por esa magia que tiene la letra impresa. Asi Miguel Angel Garcia, profesor de sociologia en la universidad de Valencia comenta que "incluso en los años de resultados económicos positivos, ha habido ajustes de plantilla masivos en grandes compañias como Telefónica o los bancos".Cristina simón, decana de Psicologia en la escuela de negocios IE University "Estamos habituados a que las empresas usen las palabras para despedir sin que se note, no al revés". A lo largo de todo el artículo queda bastante claro que todavía no se ha conseguido medir el rendimiento mas que en la fases finales, usuase, en lo que atañe a los humildes curritos que producimos bienes materiales, o algo parecido, y que en lo que se fijan, basicamente, es en la edad, que hunde la moral de los que permanecen en la empresa, y que puede hundir la carrera del despedido.

Ademas del famoso tema de la implicación, dice Miguel Angel Garcia: "En España, al menos, hay muy pocos casos en los que se implique a los trabajadores en decisiones sobre el reparto de tareas o los objetivos, se les consulta poco o nada. La gestión empresarial busca la adhesión total y, al tiempo, pide trabajar más rápido y mejor, dar mas calidad en el producto o el servicio, sin compensaciones adicionales. Es esquizofrénico. [..] El mensaje para los que se quedan en la plantilla es terrible. Se dice buscar mas implicación, pero lo que acaba funcionando más es la parte coactiva, el miedo a ser descalificado, a no llegar. ".

Los jefes que he tenido en mis ultimos tiempos parecen pensar que la mejor manera de motivar a sus súbditos es presionarles para que se "impliquen". Y los empleados se suponen que lo harán por amor a la empresa. Se exige un compromiso con la empresa carente de contrapartidas. No te van a subir el sueldo por tenerlo todo a tiempo, las mas de la veces ni siquiera te felicitarán, y se pondrán como locos ante el menor asomo de familiaridad con ellos. De hecho el compromiso no evita que te hechen cuando acabe el proyecto, o incluso antes, si les sales caro.

Personalmente, mi capacidad de compromiso la reservo para el improbable caso de encuentre una mujer a la que soporte y que !Milagro", me soporte a mí.

La crisis ha servido para que la mayor parte estemos bien cogidos de los huevos, y siempre hay alguien que se aprovecha, y al que le encantará tener nueva armas con las que asustarnos. Asi que vigila tus pasos, asegurate de estar siempre en el curro antes que tu jefe, pero no te vayas nunca antes que él, aunque tengas que entretenerte leyendo estúpidos blogs por Internet, ponte siempre a los pies de su señores y acoge cada petición/orden/es lo mismo con un sonrisa y ponte inmediatamente a hacerlo, aunque sean las diez de la noche, porque estamos en crisis, es dificil encontrar trabajo y si no lo haces podrás encontrarte con que te despiden por "bajo rendimiento".

No hay comentarios:

Publicar un comentario