Buscar este blog

No creo en la crítica objetiva. Sólo conozco una o dos personas a las que le interesan mis opiniones. y a veces creo que lo hacen por cortesia.

lunes, 1 de febrero de 2010

3 MESES



Me he dado cuenta de que ya llevo 3 meses en el paro. Salvo en el periodo que medió entre la finalización de la carrera y mi primer empleo, nunca había estado tanto tiempo desempleado. De hecho, sólo había estado una vez desempleado anteriormente, y duró un mes. La crisis supongo.

Tal vez no sea para tanto, por en medio estuvieron las navidades, con el parón de proyectos que indica, y de hecho no estuve buscando activamente durante ellas, tuve problemas familiares, además del puto tema de los reyes, que cada vez odio mas. Y me tiré un par de semanas descansando,que bien me hacia falta, sólo ahora empiezo a reponerme de mi estancia en el infierno.

En ese tiempo he rechazado alguna oferta, cosa que lamento en algún caso particular. La búsqueda de empleo ocupa bastante tiempo, quiero decir, te pasas mucho tiempo haciendo entrevistas. Pero la mayoría son primeras entrevistas, que nunca se concretan en una segunda entrevista con el cliente. En caso de que lo hagan, si ese empleo no sale, o lo rechazas, se olvidan de tí miserablemente. No importa que digan que guardan el currículum para otra oferta en la que puedas encajar, es mentira, se entrevistan contigo para ver si encajas con un pérfil que requiere algún cliente en ese momento, y si no consigues ese puesto, no se si te borran de la base de datos, pero no te vuelven a llamar.

Afortunadamente tengo paro y pocas necesidades. Mi estado anímico lo mantengo a partir de mis chutes habituales de libros, comics y películas, pero siento que estoy malgastando mi tiempo y que no consigo nada. He intentado apuntarme a cursos, no se todavía si lo hice bien, pero no han salido.

Trato de estudiar por mi cuenta, pero ya casi me he acabado mi libraco de java, y veo que tenia mucha paja. Tengo otros, y puedo buscar información en Internet sobre web-services y esas cosas, pero no estoy nada motivado.

Un amigo mio lleva mucho intentando que estudie una oposición. Nunca me he animado, mucho que estudiar, ya no soy el que era en esos aspectos, significa sacrificar mi tiempo libre (aunque ahora no seria un gran sacrificio la verdad), y tengo prejuicios hacia ello, no me gusta la imagen de los funcionarios, y me da la sensación de que seria hipotecar mi vida. Hasta ahora siempre he podido cambiarme de empresa si estaba alto de mi curro o no me convencía, y no veo como podría hacerse eso.De todos modos, tal como están las cosas, con 60 personas por plaza, no parece un buen momento, y como ya dije, no estoy nada motivado.

Bueno, siempre puedo decir que algo bueno ha salido de la situación. !Ahora tengo un blog!. Y pensar que si no fuera por estos 3 meses la humanidad se habría perdido esta gran contribución....

3 comentarios:

  1. Bueno, ya se sabe como funcionan las empresuchas de mierda que tenemos en España, existe un ahora y no un mañana, los mal llamados "empresarios" de este país, porque no son eso, son una especie de explotadores,miserables,negreros y capataces, solo piensan en su beneficio y además a corto plazo.
    En vez de crear una empresa para dar un servicio y sacar beneficio piensan sólo en la segunda parte: "El beneficio" y si ademas hay que conseguirlo pagando sueldos miserables a la gente, pues nada, se hace y ya está.

    ResponderEliminar
  2. Por cierto, parece que nuestra situacion puede ser peor que la de Grecia si las cosas siguen asi..

    http://www.adn.es/economia/20100202/NWS-1532-FT-Espana-Grecia-potencialmente-gestando.html

    ResponderEliminar
  3. Agradable tenerte por aqui como siempre, aunque no se si tiene sentido contestarte en el blog o hacerlo en persona.

    Te noto muy cabreado con los empresarios, y no es que te falte razón, pero va con el cargo, es la naturaleza competitiva del capitalismo, si una empresa da sueldos miserables tiene una ventaja evolutiva sobre las demas. Consecuencia darwiniana: irremediablemente todas las empresas pagan sueldos miserables.

    ResponderEliminar