Buscar este blog

No creo en la crítica objetiva. Sólo conozco una o dos personas a las que le interesan mis opiniones. y a veces creo que lo hacen por cortesia.

viernes, 19 de febrero de 2010

Old man Logan



Esta miniserie transcurre en un futuro apocalíptico en el los superhéroes del universo Marvel fueron exterminados por los villanos. Estados unidos está dividido en pequeños reinos, cada uno controlado por un villano, que ya no son necesariamente los originales, sino que han tomado su nombre. En ese sentido, mundo dominado por supervillanos, puede recordar a "Wanted", otra creación de Millar (si visteis la película no sabéis de que va el comic).

Lobezno ha renunciado a la violencia, jurado no volver a usar las garras y está casado, con hijos y dedicado a la cría de cerdos. Sus problemas económicos que pueden dejarle sin hogar, hacen que acepte la oferta de Ojo de Halcón (otro superviviente, viejo y ciego), para que le ayuda a conducir, en un largo viaje a través de lo que queda de EE UU, transportando, tal vez, drogas.

Si a alguien le parece un spoiler que me banee, pero no creo que nadie se sorprenda si le digo que después de un viaje con muchas peripecias, Lobezno será progresivamente puteado hasta que no aguante mas, saque las garras, y la obra termine en una explosión de sangre, destrucción y miembros desgarrados.

El dibujo es condenadamente bueno, para mi gusto mucho mejor que el que realizó Steve McNiven en "Civil War", la anterior colaboración del tándem. El aspecto viejo y gastado de los protagonistas, heroes derrotados cubiertos de arrugas, es genial, lo mismo que la recreación de ese sombrío mundo a lo Mad Max carente de esperanza, de los villanos y perdedores con que se cruzan, las laderas desérticas desoladas y los esqueletos de gigantes. También lo son la plasmación de las escenas de acción, espectaculares como se le suelen ocurrir a Millar.

El arranque de la historia es bueno. La relación entre los dos colegas (esto es una buddy movie y una road movie), hecha a costa de diálogos cortos e hirientes, también, aunque podría haber sido mejor. La revelación de los motivo que llevaron a Lobezno a dejar la violencia es desgarradora y de lo mejor del comic.

Pero aquí las cosas se empiezan a torcer. Empieza a haber escenas de acción gratuitas, que no aportan nada a la historia, y cameos de personajes célebres, igualmente gratuitos. Cuando llegamos al climax final, nos sentimos decepcionados, y nos parece que las hostias se alargan demasiado. Y que cara se nos queda, cuando descubrimos que no ha acabado y que todo el largo camino al final no es mas que una especie de episodio piloto.

Podría haber sido un clásico, pero se queda en tebeo entretenido, y tal vez el inicio de una nueva fanquicias del garras. Y van...

No hay comentarios:

Publicar un comentario