Buscar este blog

No creo en la crítica objetiva. Sólo conozco una o dos personas a las que le interesan mis opiniones. y a veces creo que lo hacen por cortesia.

lunes, 22 de febrero de 2010

Yo soy legión



Durante la segunda guerra mundial, los nazis realizan experimentos con una niña que puede controlar la voluntad de cualquier ser vivo, siempre que a este se le administre una cantidad mínima de su sangre. Su objetivo, usar a todos los prisioneros de los campos de exterminio como carne de cañón.

Mientras, un misterioso asesinato pone a un equipo de investigadores ingleses tras la pista de un alto cargo del servicio secreto. Lo que acabarán descubriendo es que existen al menos 2 seres capaces de cambiar de cuerpo a través de su sangre, en la que se encuentra retenida su consciencia, el mundo es el gigantesco tablero de ajedrez en el que se baten el mismísimo Vlad Teped y su hermano Radul.

Me he comido unas cuantas lineas argumentales mas para no destripar todavía mas. En sus lineas generales ese el argumento de los 3 tomos que componen "Yo soy legión". Este comic resulta una rara avis, guionista europeo, dibujante americano y muchas mas páginas de las normales en un álbum europeo.

Fabien Nury es también el guionista de "W.e.s.t.", una serie sobre un grupo de agentes secretos amercianos especializados en temas paranormales de finales del siglo pasado. Es fácil ver una vocación de autor en ello, en ambas obras trata de desarrollar una trama de terror en un contexto histórico bien definido. Los arcos argumentales publicados de "W.e.s.t." se componian de 2 tomos, también mas gruesos de lo normal, y tenían un cierto aspecto de comprimido, de no haber podido desarrollar los personajes o el argumento como hubiera sido de desear, para ajustarse al número de páginas.

Eso no ocurre en "Yo soy Legión", aunque resulta conveniente leer los 3 álbum seguidos, pues es una sola historia. Sin embargo, el resultado aunque bastante satisfactorio no acaba de convencer por completo. El recurso narrativo de estructurar la acción alrededor de una serie de fechas (inevitable para que encaje con los hechos históricos, la conspiración "Valquiria" es importante en la trama), parece producir una cierta morosidad, que hace que la historia tarde mas de lo conveniente en arrancar, el climax de las pruebas de los nazis del primer tomo parece algo forzado, como si al tomar la decisión de acabar así el tomo, hubieran tenido que retardar todas las subtramas y meter escenas para encajarlos.

Además las mayoría de las escenas consisten en conversaciones, lo que supone un cierto desperdicio de Cassaday, y no me queda claro la relevancia de alguna de ellas: por ejemplo ¿que pinta el almirante Canaris en todo esto? ¿Porque su oposición al proyecto legión?.

Me da la impresión de que Fabien Nury ha pecado de demasiado ambicioso, al no querer conformarse con una simple historia de terror, ha intentado pintar un fresco histórico y lanzar un mensaje, pero el fresco es demasiado superficial, y ni el mismo tiene claro el mensaje. Así, la parte histórica parece metida con calzador, las declaraciones finales de Churchil no parecen nada del otro mundo, o es que las leí deprisa y no las entendí, porque me dejaron mas bien indiferente, en vez de compartir la indignación del protagonista, como debería ser el caso.

Los personajes son estereotipos en su mayor parte, pero hay que reconocer que están bien llevados. Cada uno tiene su personalidad y su funcionalidad en la historia, no hay ninguno gratuito y todos parecen servir de algo.

Aunque algo lastrada por sus pretensiones de verosimilitud, la parte terrorífica de la historia funciona bastante bien, aunque también aquí abunden los tópicos.

El apartado gráfico.....es sencillamente excepcional. John Cassaday es un viejo conocido de los aficionados, alcanzó el olimpo con "Planetary", y sus trabajos en "Capitán América" o "Astonishing X-men", no lo han devaluado precisamente.

Cassaday es capaz de dibujar de todo y todo lo hace bien, mares, montañas, ciudades, edificios, máquinas, vehículos, animales, uniformes, trajes, personas, caras, expresiones faciales.... Ninguno de los múltiples personajes cambia repentinamente de estatura, ni sufre alteraciones musculares. Cada uno tiene un aspecto definido que mantiene a lo largo de todos los tomos. La ambientación de época es magistral y delata una profunda investigación. Lo único que me fastidia es que en un par de ocasiones se notan las fotos que ha usado para una ciudad, y eso de poner fotos siempre me ha parecido de vagos.

Sus detractores siempre le acusado de "estático". No estoy de acuerdo, pero es que además, no se si debido a la alta cantidad de páginas de que disponía, en esta obra ha depurado su narrativa y ofrece grandes escenas de acción.

Un buen comic, al que le habría ido mejor si se hubiera tomado menos en serio a si mismo, con un apartado gráfico realmente espectacular.

No hay comentarios:

Publicar un comentario